La facturación electrónica es un proceso digital para generar comprobantes fiscales, su uso fue implementado por la autoridad fiscal de nuestro país como reemplazo a una factura o un recibo físico. El proceso genera un Comprobante Fiscal Digital por Internet (conocido como CFDI) que obedece a los estándares definidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

¿Cuáles son los requisitos para facturar electrónicamente?

Para reconocer la identidad del emisor de la factura, el SAT provee de un Certificado de Sello Digital (CSD) que sirve para firmar cada factura electrónica generada; debido a esto, es necesario que cada cliente cuente con su CSD previo a facturar electrónicamente.  

El Certificado de Sello Digital (CSD)

El certificado de sello digital es expedido por el SAT y es para uso específico de la generación de Comprobantes Fiscales Digitales. Por medio de ellos el contribuyente podrá sellar (firmar) electrónicamente la cadena original de los comprobantes fiscales digitales que emita; así se tendrá identificado el origen del comprobante fiscal digital, junto con la unicidad y las demás características que tienen los certificados digitales (Integridad, no repudio, autenticidad y confidencialidad). El contribuyente puede optar por pedir un sello digital para cada una de las sucursales, establecimientos o locales, donde emita comprobantes fiscales digitales.

Un CSD consta de: 

  • Archivo ".cer" (Llave Pública) 
  • Archivo ".key"(Llave Privada)
  • Contraseña de Llave Privada
  • Adicionalmente y en caso de requerir cancelar, la contraseña de revocación  

Proceso general de la facturación electrónica

Independientemente de los factores técnicos, el proceso general de la facturación electrónica es el siguiente:

  1. Se genera un archivo XML con la estructura estándar definida por el SAT, el cual contiene el costo de los servicios y desglosa los impuestos correspondientes a pagar.
  2. El cliente sella (firma) electrónicamente el archivo XML mediante su CSD.
  3. El archivo es verificado electrónicamente por un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC).
  4. Si el comprobante es válido, el PAC otorgará validez fiscal mediante un timbrado electrónico y enviará una copia del comprobante al SAT.
  5. Como resultado se obtendrá un comprobante totalmente legal sellado y timbrado.

Solicite una cotización